miércoles, octubre 27, 2021

Por Alejandro Santana T. Diputado del Distrito 26

¿Quizás muchos de ustedes lo intuyen a diario, pero la evidencia nos dice que Chile es uno de los países con el centralismo más exacerbado? No lo digo yo, consta en un estudio que realizó hace algunos años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que estableció que el 88% de la inversión pública se decide a nivel de gobierno central, muy por encima del 41% que exhiben como promedio los 38 estados que integran el organismo.

Por ello, las condiciones de desigualdad que enfrentamos como país tienen un fuerte componente territorial, lo que se traduce en que el progreso en regiones es más lento que en la capital, y así ocurre también con las provincias en comparación con las capitales regionales. 

¿Cómo se traduce esto en nuestra región de Los Lagos? En el mes de mayo, la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) dio a conocer el informe sobre Zonas de Rezago, donde nos encontramos con que el 70 por ciento de nuestras comunas se encuentran en esta condición debido a las importantes brechas sociales que nos afectan. Problemas de conectividad, falta de infraestructura pública, pobreza multidimensional y aislamiento son sólo algunos de los factores que grafican que la inversión del Estado está llegando en una menor proporción hacia nuestro territorio, y las provincias de Chiloé y Palena son por tanto las que mayor atraso presentan.

Este año, en medio de la brutal pandemia que nos afecta, hemos dado un paso decisivo en materia de descentralización. Luego que en 2017 se promulgara la Ley N°20.990, en el mes de mayo último se vivió el hito de la primera elección popular del Gobernador Regional. Con esto, muchas decisiones de inversión dejarán entonces de decidirse en los escritorios de Santiago, para quedar en manos de representantes regionales (Cores) que deben velar por un sentido de distribución equitativa de los recursos públicos.

Como chilote, conozco dónde se enquistan aquellas brechas más complejas, el acceso al agua potable, los problemas de vivienda, la mejora en infraestructura de salud hospitalaria, por nombrar algunas. Por ello seguiré trabajando en equipo junto a los cores de nuestra provincia y gestionando en ministerios y reparticiones públicas las necesidades de nuestras vecinas y vecinos.

Creo firmemente, además, que el sentido de pertenencia juega también un rol clave en la descentralización y su ejecución. Los chilotes y chilotas sabemos qué necesitamos y cómo solucionarlo, porque conocemos nuestra tierra y nuestra comunidad, porque nuestra historia de vida es de acá. 


Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms bellow to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.