Seleccionar página

Una importante donación realizó la Fundación Avanza Puerto Varas y la empresa Dimarsa en beneficio de los 12 menores que alberga la residencia “Reloncaví”, dependiente de la Fundación de Hogares de Menores Verbo Divino.

La donación, consistente en 15 plumones obsequiados por la empresa Dimarsa, además de 15 almohadas, sábanas nuevas, ropa de cama en general y ropa interior para niño, adquiridas con aportes de particulares, fue realizada por Paula Gutiérrez, en representación de la Fundación Avanza Puerto Varas, y recibida por la directora de la residencia infantil, Ivette Gallardo, quien valoró de forma muy especial la vocación solidaria de esta entidad y por supuesto de la empresa privada patrocinante.

“Conversábamos lo importante que son estas alianzas con instituciones de la sociedad civil, porque nos ayudan y nos aportan de manera significativa, ya que si nosotros no tuviéramos estas donaciones, esos son gastos que tendríamos que asumir, así que las donaciones nos vinieron de maravilla”, enfatizó la directora.

Gallardo explicó que la residencia de menores Reloncaví de Puerto Varas alberga actualmente a 12 niños a través de un programa de protección de derechos que ejecuta la Fundación Verbo Divino a través del Sename. “Se trata de un sistema alternativo de cuidado de la infancia, que recibe a menores que son enviados como una medida de protección por parte de un tribunal puesto que han sido víctimas de vulneración grave de derechos, que van desde negligencia parental, abandono, maltrato físico, vulneraciones de la esfera sexual”, detalló la directora quien explicó que se trata de casos donde ya no se puede trabajar en conjunto con las familias. 

“Estamos muy agradecidos de la gestión de la fundación y los niños igual quedaron también súper contentos porque además estamos en un proceso de mejoramiento de la infraestructura, entonces tener la casa nueva, con cositas nuevas para la cama, es mucho más reconfortante para ellos también”, recalcó Gallardo. 

Por su parte, Andrés Latorre, gerente de operaciones de la tienda Dimarsa, sostuvo que esta fue una donación bien desinteresada y de ayuda absolutamente honesta. “Esta es una donación que realizamos de manera muy puntual, dado que la historia de esta residencia es bien conmovedora, entonces la verdad es que elegimos el hogar justamente porque no los habíamos ayudado nunca, pero nuestra intención es más bien aportar con un granito de arena. El apoyo a los niños es algo en lo que todos debiéramos ayudar y nosotros en este caso fuimos los privilegiados a quienes les tocaron la puerta y pudimos aportar un granito”, mencionó el ejecutivo.

Paula Gutiérrez, en representación de la Fundación Avanza Puerto Varas, fue quien junto con hacer efectiva la donación organizó una once con completos para todos los menores y destacó la importancia de que entidades sin fines de lucro involucren a la empresa privada local en acciones concretas que vayan en beneficio de los menores más vulnerables de la comunidad. “Como Fundación Avanza Puerto Varas estamos en permanente contacto con hogares como Reloncaví o la residencia de niños Madre Paulina, preguntando cómo poder colaborarles en la tarea que ellos han asumido de proteger a niños que han sido vulnerados en sus derechos. En Puerto Varas, la fundación de Hogares Verbo Divino maneja tres residencias de este tipo, por lo que invito a otras organizaciones a motivarse en apoyarlos, porque realmente necesitan de nuestro cariño y respaldo emocional”, enfatizó.